LA GRAN CAGADA



La suerte que necesitamos, la suerte que desperdiciamos.
¿Donde estás querida suerte?. A la que todos aclamamos.

 El pasado viernes día 3 de Diciembre hice la cagada del siglo,
 y no me refiero a nada desagradable. Jugué con mi valiosa suerte.
Una moneda es lanzada al aire de tal modo que nuestro corazón se encoge queriendo dejar de palpitar, cerramos los ojos pidiendo aquel tema que necesitamos para aprobar o al menos intentarlo. Sentimos como la moneda tras un pequeñísimo instante en el que se queda quieta en su punto más alto  empieza a descender a contrareloj, girando brusca hasta estamparse contra una mano, deparando la suerte del afortunado.
Me la jugué y la cagé.
 Aquella moneda de 50 centimos hizo derrochar la suerte que tenía.
Aquel 50% de posibilidades que disponía fue reducido de tal forma, que LA CAGUÉ.

Maldita cabezita loca, ai cabezita. Aprende. Aprende de los errores.
¿Se aprende de todo?
¡NO!
De todo se aprende.
(citado)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Blog protegido con © Copyright. Con la tecnología de Blogger.

¡VOTA! Valora el blog

Colabora

Podeis comentar las entradas, sino teneis una cuenta Google podeis recurrir a la forma anónima, un saludo.

Seguidores

Visitas del Blog

Translate

Se ha producido un error en este gadget.

Encuentrame en:


"Siempre habrá un perro perdido en alguna parte del mundo que me impida ser feliz".

© 2010 Cristina García Montes Design by Dzignine
In Collaboration with Edde SandsPingLebanese Girls