La pieza que me faltaba.

0 comentarios
Era la última pieza que me faltaba en mi vida. A veces es esa última pieza la que te hace perderlo todo, cambiándonos, haciendo caer todos nuestros pasos, destruyendo nuestro costoso camino. ¿Y tú? ¿Crees en tener esa última pieza? A veces no es necesario tenerlo todo, quién sabe si esa misma felicidad es la que te arrebatará todos tus méritos.



(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Estoy tan agustito...

2 comentarios
ODIO LOS LUNES
07:15: Estoy durmiendo mientras suena el despertador.
07:20: Me percato del ruido de la alarma y la apago.
07:21: Sigo durmiendo.
07:30: Suena la segunda alarma del despertador, la desconecto.
07:45: Vuelve a sonar de nuevo y hago lo mismo que anteriormente, la apago.
07:55: - "Cristina, levántate que yo me marcho ya ha trabajar". Grita mi Madre.
08:00: El despertador suena de nuevo. (No me gusta la canción que suena y lo vuelvo a programar con una canción motivante).
08:05: Suena otra vez, y me estiro al ritmo de la música (o eso intento). Casi me levanto.
08:06: Me llama mi madre al móvil. Lo cojo.
- ¿Te has levantado ya?
- (Intento poner voz de despierta). ¡Sí Mamá estoy levantada! Adiós. Cuelgo sin que le tiempo a responderme.
08:10: Sí, he seguido durmiendo.
08:15: ¡OH NO, ME HE QUEDADO DORMIDA! (Me lo he ganado).
08:20: Maleta hecha y reloj, pendientes y gafas puestas. (¿Qué me pongo?).
08:21: Me pongo esto, esto, (¿esto de que color es?) Me lo pongo da igual.
08:23: Bajo velozmente por las escaleras, entro en la cocina me preparo un Nesquik. Me lo bebo.
08:25: Entro en el baño, (¡vaya peluca!) Toda mía. Me muevo un poco el pelo. Me lavo los dientes y la cara a la velocidad de la luz.
08:27: Me pongo el casco, arranco la moto con la pata porque nunca arranca con el puño, (¡menuda mierda de moto!) Salgo pitando. Acelero. Curva. Aflojo, (evito ir por las rotondas porque les tengo miedo debido a un accidente que tube). Línea recta. ¡Hoy hace realmente un día helado! Me duelen los nudillos del frío, (me he olvidado los guantes), parece que me corto la cara y las manos mientras voy como por una nube de humedad. Se me escapan algunas lagrimillas de la velocidad. Adelanto, adelanto, adelanto... Odio que la hora de entrada de Pozo Nuevo sea la misma vez que la de Arroyo Hondo. Cuento los coche que adelanto, he llegado al record de 15 coches.
08:30: Aparco bruzcamente chocando la rueda delantera con la acera. Me bajo, pongo el banquillo y guardo el casco. Voy lo más rápido que puedo, intento abrir los ojos para ver a la gente (Aún así no lo consigo, veo a la gente porque me saludan). Hace 15 minutos estaba durmiendo, agustito, arropadita, calentita... En cambio ahora tengo frío, voy tarde y tengo prisa, me voy frotando los ojos, para quitarme las lágrimas y aliviar el picor de haber estado durmiendo. Me voy moviendo el pelo. No me veo, (¿tendré el pelo hoy muy mal? Paso, son rizos).
08:31: Subo las escaleras rápido, joder, hay niños chicos delante, (¡subid más rápido!), paso rempunjándoles un poco. Llego al pasillo de la clase, veo a mis compañeros. Sí, los profesores siempre llegan tarde, gracias a ello yo siempre llego a tiempo. Intento poner mi mejor cara (¿para qué?, tendré una cara de dormida...). Sonrío, sí allí están Mayka y Paula. Estoy hiperactiva, debido a la adrenalina que siento conduciendo tan y tan veloz (pero siempre con precaución).
- "Creíamos que te habías quedado dormida". (¿Yo? Que va, simplemente soy una máquina llegando aquí a esta hora)
- "Me he levantado a y cuarto"
- Ah, bien bien dice Mayka.
08:35: Entramos en clase.
08:37: Ya estoy sentada, me relajo. (¿Cómo he llegado aquí?). Saco los libros.
08:45: Blah blah blah. Y de nuevo blah blah blah. No me entero de nada.
09:00: Miro al profesor, (Venga Cristina, ¡atiende! deja de pensar en... ¿en que estaba pensando? no me acuerdo). Cojo el bolígrafo e intento coger algunos apuntes. ¿Qué ha dicho? Déjame copiar eso no me ha dado tiempo. (Normal).
09:15: Consigo atender.
09:30: Termina la clase, (¿qué toca ahora? pienso. ¡Ah, ya sé!). Nos dirigimos a la próxima clase; quién sabe si el plan que tiene nuestro colegio de ir nosotros a las clases del profesor sea una excusa para que nos espabilemos del todo. Voy haciendo la carajota gastando bromas a mis compañeros por el pasillo.
- ¿Cristina, ya estás así?
09:35: Llegamos a la clase, nos sentamos.
- Cristina, saca las cosas. Me dicen mis amigas.
- Uy, es verdad. Sonrío.
10:30: Acaba la clase, (¿una clase productiva? supongo). Recreo.
10:31: Mayka y yo nos dirigimos a la cafetería.
- ¿Me pongo fuera o dentro? nos pregunta Paula.
- ¡Fuera! Que hace solesito respondo.
- Me da igual, como queráis. Responde algo más tarde Mayka.
Estamos en la cafetería.
- ¿Qué te compró? le pregunto a Mayka.
- Mmm...
- No me lo digas, te voy a sorprender.
Odio la cola de la gente para comprar el bocadillo, (¡apartaos plebeyos!).
- Uno de jamón. ¡Eh no, de jamón york, no del serrano!. Y medio de jamón, ese si de jamón serrano, también un paquete de patatas, el que quieras.
- ¿Patatas de qué?
- Yo que se, dame pelotazos mismo. Ah y un chicle. ¿Cuánto es?
- 1,80€
- Gracias, adiós.
- Hasta luego. (No voy a volver, contad de no aguantar a tanta gente a mi alrededor rozándome ¡me dan asco!).
10:35: Voy saliendo de la cola, intentando no caer nada. Busco a Mayka por los alrededores. (¿Dónde está? Miro a ambos lados. ¡Ah ya!). Le doy su medio bocadillo, las patatas y el chicle.
- ¿Querías esto?
- Sí, esta bien.

Salimos fuera. Hace tanto frío en estos meses que definitivamente no hay mejor consuelo que poder estar en el patio al solesito. Que mañana tan movidita... El primer recreo quizás sea lo mejor que tiene un Lunes.


"Estoy tan agustito..."

10:50: Suena el timbre. ¡Oh no! (Volvemos a empezar...)


(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Amistad.

0 comentarios
Si es verdad que los amigos solo son personas
 que te acompañan durante un período de tu vida,
sin duda estoy en mi mejor momento.

Personas que sé que siempre estarán conmigo.





(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Inspiration.

0 comentarios
La inspiración surge sin ser llamada ni forzada.
 Por así decirlo: "Cuando le da la gana".




(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Una navidad distinta...

0 comentarios

Yo también perdí a mi abuelo/a en Navidades.

Diciembre, Navidad, Año nuevo. Familia. Mi familia. ¿Cuántos años han pasado sin cambiar las costumbres? Cada familia un hábito, cada familia un deseo. Un brindis. ¿Qué mejor deseo que volver a poder estar juntos una navidad más?

Es increíble cuántos abuelitos marchan casi sin despedirse en estas fechas. Lo hecho hecho está.  Se van sin previo aviso o tras una dura lucha. Pero el resultado es siempre el mismo. Ya no están. Solo nos dejan los recuerdos, vivencias, su vida, su día a día. Mi abuelo solía hacer esto y aquello, mi abuela siempre hablaba de forma que…

Abuelos luchadores, abuelos flojos, abuelos tranquilos, abuelos activos, abuelos refunfuñones, abuelos alegres, abuelos quejicas, abuelos buenos, abuelos raros, abuelos graciosos, abuelos maniáticos, abuelos trabajadores, abuelos entregados, abuelos camperos, abuelos marineros, abuelos queridos, abuelos adorados, abuelos enfermos, abuelos fuertes, abuelos hoy ángeles, abuelos… nuestros abuelos.
No importa si fue tu tía, tu madre, tu pareja, tu hermana, tu abuela… el caso es que hoy no está y sientes un anhelo, un hueco en el pecho imposible de llenar, porque esa persona era quien lo llenaba. El tiempo te enseña a acostumbrarte por fuerzas que esa persona ya no está y que no puedes hacer nada, que solo te queda el recuerdo. Esa persona que tanto querías, siempre será inolvidable e irremplazable.
Hoy es el día de Reyes, 6 de enero. Una abuela, una madre que marchó hace apenas 6 días está pendiente desde el cielo, viendo como abren sus seres queridos aquellos regalos que con cariño quiso hacer llegar. ¿Qué decir cuando ya no queda nada que decir? ¿Cómo agradecer? Que difícil. Un suspiro. No hay sensación más extraña, triste, conmovida que abrir un regalo de alguien que ya no está. Con la cabeza mirando hacia el cielo hoy te grito gracias, no por el simple hecho de un regalo, sino por haber hecho tan feliz a esas personas que te rodeaban.



(*) A mi abuela Juana que la vida no me dio la oportunidad de conocerla como hubiese querido. A mi querida abuela Josefa, la cual anhelo con nostalgia no tenerla junto a mí. Y a Rafaela, una mujer campera de sangre, entregada en cuerpo y alma a sus hijos que tanto quería. Estas tres personas no terminaron las navidades como muchos hubiésemos querido, pero así ocurrió. Desde allí arriba saben cuánto les queremos y añoramos. Y sinceramente espero, que el día que me toque poder reencontrarme con ellas.





(*) Publicación con retraso.

(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »
 
Blog protegido con © Copyright. Con la tecnología de Blogger.

¡VOTA! Valora el blog

Colabora

Podeis comentar las entradas, sino teneis una cuenta Google podeis recurrir a la forma anónima, un saludo.

Seguidores

Visitas del Blog

Translate

Se ha producido un error en este gadget.

Encuentrame en:


"Siempre habrá un perro perdido en alguna parte del mundo que me impida ser feliz".

© 2010 Cristina García Montes Design by Dzignine
In Collaboration with Edde SandsPingLebanese Girls