Queridos Reyes Magos...

0 comentarios
Queridos Reyes Magos... 
Este año no quiero ningún un regalo material sin valor, quiero un regalo que no se me olvide como muchas de las cosas que deje de usar o incluso tiré. Si pudiera pedir algo, pediría un viaje a Budapest, o una contribución para este... ya que vivir algo más de una semana fuera de tu país, despejandote y junto alguien que añoras no tiene precio.

Más información »

Me escape por la puerta de atrás.

2 comentarios

Un requisito. El título de Bachiller. Una meta. 2º de Bachillerato. Junio. Selectividad. Un sueño. Ser veterinaria. No, no lo he conseguido. En estos días ando con ciertas melancolías. El quiero y puedo se convirtió en un puedo y no quiero. ¿Un error? yo lo llamaría sacrificio, porque no se puede jugar con un sueño. No, no lo he conseguido pero por ahora. Mi sueño es ser veterinaria, y bueno mis notas de 1º de Bachiller no fueron para tirar cohetes... Sólo sé que lo ocurrido recientemente ha sido provocado. Necesito subir notas a toda costa. Dudas. Todos los días tengo dudas sobre si mi decisión de repetir para subir notas fue la correcta. Sobre todo en estas fechas en las que me siento algo aislada, ya que todos mis compañeros andan liados con la famosa Selectividad. Veo en sus ojos miedo, ilusión y al mismo tiempo que me alegra me entristece.

 

Voy para 19 años. Este año posiblemente sea el segundo año que pierdo de mi vida. ¿Prisas? No, no tengo prisas. Soy adolescente. La adolescencia es esa etapa en la que hará de ti tal persona. Lo mejor que le puede ocurrir a un adolescente es no serlo, porque se da cuenta de quién es y qué quiere verdaderamente llegar a ser. En nuestra vida pasamos por distintas etapas. Desde que era una "renacuaja" ando diciendo que quiero ser veterinaria, y bueno... pienso que ese es el primer error que cometemos todos en este mundo. La pregunta está mal formulada. ¿Qué quieres ser de mayor? Desde que somos pequeños nos andan preguntando, hasta en 1º de Bachillerato siguen con la preguntita. Si hoy por hoy me la preguntasen de nuevo... ¿Qué quieres ser de mayor? No es que quieres ser de mayor. Querer ser para mí implica duda, posibilidad. Yo no quiero ser. Yo voy a ser. Estoy segura de lo que quiero. La pregunta debería de ser ¿qué vas a ser de mayor? ¿qué vas a hacer con tu vida? Sé que sólo tengo 18 años, que la gente puede interpretar mis planes como "pajaritos" pero aunque parezca mentira, aunque muchos me vean como una "loca", una "flipada", a veces incluso una "pasota" no lo soy para nada. Sé a donde puedo llegar. Sé que voy a llegar. Para ser una adolescente considero que no voy por mal camino, es más, soy más madura de lo que parezco. Cada persona tiene unas ideas, unas formas de hacer las cosas. Y en este mundo toda posición debe de ser respetada.

 

Sinceramente, desde que cambié de instituto, ando algo descontrolada. Me costó muchísimo el cambio, un nuevo lugar, nuevas formas de hacer las cosas, nuevos planes de estudios, distintas compañías... Es muy complicado cambiar de un colegio concertado a uno público, porque los profesores no tienen el mismo trato. Ningún profesor se me ha acercado preguntándome cómo estoy, cómo me va, preocupación. La ausencia de preocupación por parte de los profesores es lo que echo de menos. En estos dos años he aprendido a mirar por mi misma. Individualmente.



Hay quienes dicen: "no importa cuánto tardes, lo importante es llegar" parece ser que no soy exactamente el personaje de la liebre y soy más bien la tortuga. Pero, ¿y qué? Quién sabe como te las jugará la vida misma. ¿Decisiones correctas? Para mi no existen, porque por muy correctas que sean... la vida te la puede jugar de mil maneras distintas para que ya no lo sea. Pero en todo caso, no sé si habré tomado la decisión correcta de repetir para subir notas, pero sea como sea ya no puedo hacer mucho. Lo hecho hecho está. La Selectividad en Septiembre es mucho más complicada. Tengo 6 suspensos pendientes para Septiembre. Estamos a 5 de Junio. Sé que si me organizara podría sacarlos. Sé que puedo. Pero entonces sólo me he complicado durante este curso. A partir del segundo trimestre me fui yendo a pique, se me hizo todo una bola, me estresé y viendo mis resultados sólo pude hallar la solución de repetir. Hoy por hoy creo que debí de seguir hasta el final. Como dije anteriormente lo hecho hecho está. Pero si lo importante es llegar... necesitaré más tiempo, al menos para ir sobre segura. La media de Bachillerato es de los requisitos más importantes, es como tener un pie en tu sueño. Y yo... parece que soy coja, temporalmente. Si lo que tiene que ser para mi será, espero que ese futuro esté en Septiembre del 2012. Si es que no se acaba el mundo claro... porque anda que la que tienen montada con "El fin del mundo en el 2012". Chorradas, o eso quiero suponer. Por ahora pretendo quitarme 4 asignaturas en la próxima recuperación con una nota más o menos considerable. Dejaría dos para repetir este año y sacarlas con muy buena nota. Veo Selectividad en Septiembre como un reto infranqueable. Las plazas de las universidades son mucho más recortadas y si no tienes nota o acabas demasiado lejos de tu tierra o pierdes otro año igualmente. Ya que lo voy a perder, lo quiero aprovechar como forma de mejoría de medias. Confusión y melancolía es algo que podéis notar en mis palabras. Así es. Tengo claro lo que quiero, estoy triste por no hacerlo ya.

Ojalá supiese que si estudiara en verano, recuperase todas e hiciera Selectividad pudiese entrar en alguna universidad cercana. Pero hablando de la carrera de Veterinaria y que en Andalucía sólo se estudie en Córdoba hablamos de pocas posibilidades. Demasiadas pocas posibilidades. El embudo de este período de mi vida parece que tiene un tapón. Es una difícil decisión que sólo me hace confundirme sobre si es correcto perder otro año. Tanto como sé que sería bueno para mí, sé que va a ser complicado estar aquí en Rota sin mis amigas, sé que voy a estar muchos días tristes, porque es ahora que las veo poco y me pongo súper "tonta" aunque lo intento disimular. Lo único que sé es que no sé nada. Faltan varios meses de aquí a los próximos acontecimientos que me darán nuevas posibilidades, espero aclararme y coger el camino, ya no correcto, sino un camino que me lleve a cumplir mi sueño. Ser veterinaria. 



Y mientras que la mayoría de mis compañeros tienen esperanzas de coger el camino que desean saliendo por la puerta grande... yo me escape por la puerta de atrás.







(*) Si queréis darme algún consejo u opinión podeis dejar un comentario en la entrada. Gracias. 
Más información »

¿Indefinible?

0 comentarios
Hoy no puedo más. Odio a la gente, odio el mundo. Gracias por hacedme sentir lo que estoy sintiendo. Tengo un nudo en la garganta; me dijeron que las espinas no se debían tragar pero no hice caso. Siento hasta escalofríos de las ganas que tengo de llorar, quiero gritar, decirle al mundo entero que a mí no me importa nada ni nadie, pero al mismo tiempo me afecta. Soy otras de esas personas diferentes que al final acaba por adaptarse. Agobio. Siento agobio, siento las pulsaciones en mi pecho. Miedo. Tengo miedo con sólo pensar lo que se podría avecinar. Tristeza. Tristeza es lo que no quiero llegar a sentir. Culpabilidad. Podría ser mi culpa. Pero, ¿culpable de qué? Arrepentimiento. Siento ser así y a la vez no lo siento; en todo caso perdóname por haberte aceptado como tú eras y yo no soy. Sed. Sed de alivio. Punzadas. No quiero sentir ninguna más al no saber qué hacer. Dudas. Ninguna duda, pero al mismo tiempo de no dudar puedes cuestionarte el  por qué nunca dudaste.


Hoy no puedo más, tengo que decírselo. Ya es muy tarde… así que  mañana mismo lo haré.
Más información »

Lo que llevo dentro tiene sabor a menta.

5 comentarios






Muchas veces me pregunto de dónde saco toda mi imaginación, y solo hallo una respuesta posible. Durante mi niñez mi padre nos solía contar cada noche cuentos inventados antes de dormir. Tenía la facilidad de sorprendernos con una historia aún más increíble a la anterior y siempre improvisadamente. La única condición era que eligiésemos tres personajes, entre los cuáles yo siempre elegía a "Pepito Grillo". Recuerdo como nos contaba cuentos con toda serie de detalles, incluso podíamos verlo, nos lo imaginabamos a la perfección. Era alucinante como conseguía producirnos distintas emociones, desde alegría hasta una tristeza momentánea. Si tubiese que definir la imaginación con un sabor, elegiría la menta, porque mi padre se lavaba los dientes justo antes de contarnos un nuevo cuento. Es una pena que me quedase con ganas de escuchar más cuentos... pero es así de repente se pasa la vida y te toca ser mayor.

¡Qué fácil era ser pequeña...!


Mi única respuesta, es que tanto la imaginación, como las bromas entre otros, los llevo en los genes, heredado de mi padre... Al igual que sé que el esfuerzo y la constancia por escribir cada vez mejor son valores adquiridos por mi madre. Algún día me gustaría hacer reír a mis hijos con un simple cuento improvisado. Intentaré enseñarles una serie de valores de forma divertida, haciéndoles soñar con lugares maravillosos y que se sientan felices por el simple hecho de que la historia acabe con un final feliz.



A lo largo de mi vida he pasado por muchas etapas, algunas fueron felices, otras en cambio complicadas... Nadie me dijo que la vida fuera fácil... de hecho el Ser Humano aprende a base de palos, cito: "Si la vida te da palos, hazte una cabaña". En ocasiones las cosas no salen como has ideado o ni siquiera habías pensado, pero tarde o temprano, el tiempo te enseña a ser fuerte, a salir adelante, sólo tienes que conseguir un motivo e intentar ver lados positivos.

Aún me queda mucho camino que recorrer, pero sinceramente espero acabar el cuento del que soy protagonista con otro final feliz.




Cristina García Montes.
Más información »

¿Y tú conseguiste escapar del amor?

0 comentarios


Sí, es mi tercera entrada sobre el amor. S.O.S

 
¿Y quién me lo iba a decir a mí? Siempre me consideré una rebelde del amor, y ahora miradme. Me negué mil veces al amor y por arte de magia me sorprendió, te das cuenta que te tiene enamorada, que no hay marcha atrás, que apareció por sorpresa y estás sin escapatoria. Porque el amor no entiende de normas y menos de lógicas. Y es cuando sientes que te sobran palabras y al mismo tiempo te faltan. Que no quieres alejarte, ni que se aleje. Que lloras por dentro hasta que rebosas. Y aparecen esos días en los que mueres al verlo y no tenerlo y al mismo tiempo son los mejores días de tu vida. Pero sin duda alguna lo más duro es cuando te arde el alma por querer y no poder gritárselo. A pesar de que te entristece, te consuela a la misma vez (más vale tenerlo cerca que lejos). Para el colmo a todo esto sé que esto me ocurrió desde la primera vez y por segunda vez. Y sí, a mí también me pasa que mi mente puede más que mi corazón.  

Una vez más no sé qué decir porque siento que ya está dicho todo. Ante alguna duda, el amor no tiene explicaciones.



(*) Me gustaría saber tu opinión sobre la entrada. Más abajo puedes pinchar en la casilla que más consideres apropiada y comentarla, gracias.
Más información »

Suspiros irremediables.

0 comentarios
Suspiros. Suspiros sufridos. Suspiros incontrolables e irremediables. ¡Cuánto duele amar en silencio! Sabes que es imposible, y a pesar de ello piensas que "Nada es imposible", y ahi sigues maltratandote, día tras día. Te engañas. Un paseo. Una mirada. La frase exacta en el momento apropiado. Y ahí estas tú, inocente niña, pensando que llegó el momento, que hoy será diferente. Y otra vez, te equivocas. ¿Quién sino es él? Te enamora sin quererlo. Te confundes. Lo ves todos los días, hasta donde no deberías verlo. Sueñas siendo reclusa de la ilusión. ¿Decirselo? Y sino... y si... Llegas a amargarte. ¿Qué hago? Entre todas esas cuestiones, sigues ahí, su amiga, su querida amiga. Maldito estancamiento en la fase amigos, sobre todo cuando confundes sentimientos. Amistad y amor, esos grandes rivales que tanto se odian. "Del amor al odio hay un paso", sigo esperando saber cuántos pasos hay de la amistad al amor. ¿Qué clase de reacción química sufrí yo? Maldito antídoto que sólo me hace sufrir en silencio. Suspiro. No quiero sentir lo que siento, "Querer es poder" en este caso no lo es. Un anhelo. ¿Porqué anhelo algo que nunca he tenido? Conversaciones. Cortas o largas. Para tí son importantes, almenos tu corazón te da señales de vida desde ahí dentro. "Se te sale el corazón por la boca" Pues anda que si se me saliera, pondría fin a mis problemas de amor. No puedes elegir entre tu corazón y tu mente. Tu corazón te dicta, tu mente lo atrofia. Hay veces en que usar la razón es lo menos lógico, porque el amor está en el corazón y no en la mente. Le amo y me arrepiento (típica pelea de sentimientos). Vale, le amo. ¿Y ahora qué? Esto es "un amor idiota, yo por él, y él por otra", por tanto me arrepiento. Y suspiras. Esos suspiros irremediables. Sabores, todos diferentes. El amor tiene dos sabores, el amargo y el dulce. ¡Qué amargo es el amor en silencio! Vuelvo a suspirar. Sin duda, confunsa. Suspiro. Espero que alguien encuentre el remedio al infarto de amor, porque siento que me queda poco...


(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

i fall in love...

2 comentarios
Me enamoré. Sí. Ese verbo que siempre creí que era inconjugable, no lo era. Me enamoré, se enamoró, nos enamoramos. No creía en el amor o no quería. Y así pasó. Eso mismo fue lo que me ablandó. Apareció en mí el odiado amor. Inevitable, incomprensible, inimaginable...
El amor, tan dulce o amargo, tan apasionado o desmotivado, tan salvaje o estresado, tan entregado o descuidado, tan extraño o afable, tan amado u odiado...

 


(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Sin intrigas...

0 comentarios
Lo único que sé es que no se nada...
Más información »

Sin escapatoria.

0 comentarios
Cuánta verdad aguarda el destino. Hoy siento más que nunca, que el tiempo siempre te enseña lo que has dejado atrás. El rencor no te lleva a ningún lado, sólo a verte sola. A veces es ese mismo el que no te deja avanzar. Hay ocasiones en la vida en la que hay que levantar un poco la cabeza y observar, analizar aquellos pasos que diste a lo largo de tu camino. Me di cuenta de que las personas necesitan de segundas oportunidades, a pesar de sus anteriores obras, pues todos somos tan libres, que tenemos el derecho de equivocarnos. No sé si actuaré bien pero hay algo que tengo claro, cuando es tu alma y espíritu la que te mueve debes de dejarte guiar, pues en ocasiones necesitas vivir con la conciencia tranquila, ya que no hay peor sensación que quedarte con la angustia de no haber hecho lo que sentías.
Una vez dejado a un lado la rebeldía, con nobleza y sabiduría puedes llegar a hacer temblar a aquella alma desvalida. Cuando alguien necesita que le des la mano para seguir adelante, con el propósito de rectificar sus errores, no hay daño que justifique que puedas jugar con él. Pues no hay peor error que negarse a ayudar al arrepentido volviendo a provocar lo que un día tú sentiste. Y ahora sí, con las ideas claras y las cartas sobre la mesa, no hay persona vencedora ni perdedora puesto que ambas de distinta forma fueron víctimas de cómo te la juega la vida misma.



 


(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

La pieza que me faltaba.

0 comentarios
Era la última pieza que me faltaba en mi vida. A veces es esa última pieza la que te hace perderlo todo, cambiándonos, haciendo caer todos nuestros pasos, destruyendo nuestro costoso camino. ¿Y tú? ¿Crees en tener esa última pieza? A veces no es necesario tenerlo todo, quién sabe si esa misma felicidad es la que te arrebatará todos tus méritos.



(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Estoy tan agustito...

2 comentarios
ODIO LOS LUNES
07:15: Estoy durmiendo mientras suena el despertador.
07:20: Me percato del ruido de la alarma y la apago.
07:21: Sigo durmiendo.
07:30: Suena la segunda alarma del despertador, la desconecto.
07:45: Vuelve a sonar de nuevo y hago lo mismo que anteriormente, la apago.
07:55: - "Cristina, levántate que yo me marcho ya ha trabajar". Grita mi Madre.
08:00: El despertador suena de nuevo. (No me gusta la canción que suena y lo vuelvo a programar con una canción motivante).
08:05: Suena otra vez, y me estiro al ritmo de la música (o eso intento). Casi me levanto.
08:06: Me llama mi madre al móvil. Lo cojo.
- ¿Te has levantado ya?
- (Intento poner voz de despierta). ¡Sí Mamá estoy levantada! Adiós. Cuelgo sin que le tiempo a responderme.
08:10: Sí, he seguido durmiendo.
08:15: ¡OH NO, ME HE QUEDADO DORMIDA! (Me lo he ganado).
08:20: Maleta hecha y reloj, pendientes y gafas puestas. (¿Qué me pongo?).
08:21: Me pongo esto, esto, (¿esto de que color es?) Me lo pongo da igual.
08:23: Bajo velozmente por las escaleras, entro en la cocina me preparo un Nesquik. Me lo bebo.
08:25: Entro en el baño, (¡vaya peluca!) Toda mía. Me muevo un poco el pelo. Me lavo los dientes y la cara a la velocidad de la luz.
08:27: Me pongo el casco, arranco la moto con la pata porque nunca arranca con el puño, (¡menuda mierda de moto!) Salgo pitando. Acelero. Curva. Aflojo, (evito ir por las rotondas porque les tengo miedo debido a un accidente que tube). Línea recta. ¡Hoy hace realmente un día helado! Me duelen los nudillos del frío, (me he olvidado los guantes), parece que me corto la cara y las manos mientras voy como por una nube de humedad. Se me escapan algunas lagrimillas de la velocidad. Adelanto, adelanto, adelanto... Odio que la hora de entrada de Pozo Nuevo sea la misma vez que la de Arroyo Hondo. Cuento los coche que adelanto, he llegado al record de 15 coches.
08:30: Aparco bruzcamente chocando la rueda delantera con la acera. Me bajo, pongo el banquillo y guardo el casco. Voy lo más rápido que puedo, intento abrir los ojos para ver a la gente (Aún así no lo consigo, veo a la gente porque me saludan). Hace 15 minutos estaba durmiendo, agustito, arropadita, calentita... En cambio ahora tengo frío, voy tarde y tengo prisa, me voy frotando los ojos, para quitarme las lágrimas y aliviar el picor de haber estado durmiendo. Me voy moviendo el pelo. No me veo, (¿tendré el pelo hoy muy mal? Paso, son rizos).
08:31: Subo las escaleras rápido, joder, hay niños chicos delante, (¡subid más rápido!), paso rempunjándoles un poco. Llego al pasillo de la clase, veo a mis compañeros. Sí, los profesores siempre llegan tarde, gracias a ello yo siempre llego a tiempo. Intento poner mi mejor cara (¿para qué?, tendré una cara de dormida...). Sonrío, sí allí están Mayka y Paula. Estoy hiperactiva, debido a la adrenalina que siento conduciendo tan y tan veloz (pero siempre con precaución).
- "Creíamos que te habías quedado dormida". (¿Yo? Que va, simplemente soy una máquina llegando aquí a esta hora)
- "Me he levantado a y cuarto"
- Ah, bien bien dice Mayka.
08:35: Entramos en clase.
08:37: Ya estoy sentada, me relajo. (¿Cómo he llegado aquí?). Saco los libros.
08:45: Blah blah blah. Y de nuevo blah blah blah. No me entero de nada.
09:00: Miro al profesor, (Venga Cristina, ¡atiende! deja de pensar en... ¿en que estaba pensando? no me acuerdo). Cojo el bolígrafo e intento coger algunos apuntes. ¿Qué ha dicho? Déjame copiar eso no me ha dado tiempo. (Normal).
09:15: Consigo atender.
09:30: Termina la clase, (¿qué toca ahora? pienso. ¡Ah, ya sé!). Nos dirigimos a la próxima clase; quién sabe si el plan que tiene nuestro colegio de ir nosotros a las clases del profesor sea una excusa para que nos espabilemos del todo. Voy haciendo la carajota gastando bromas a mis compañeros por el pasillo.
- ¿Cristina, ya estás así?
09:35: Llegamos a la clase, nos sentamos.
- Cristina, saca las cosas. Me dicen mis amigas.
- Uy, es verdad. Sonrío.
10:30: Acaba la clase, (¿una clase productiva? supongo). Recreo.
10:31: Mayka y yo nos dirigimos a la cafetería.
- ¿Me pongo fuera o dentro? nos pregunta Paula.
- ¡Fuera! Que hace solesito respondo.
- Me da igual, como queráis. Responde algo más tarde Mayka.
Estamos en la cafetería.
- ¿Qué te compró? le pregunto a Mayka.
- Mmm...
- No me lo digas, te voy a sorprender.
Odio la cola de la gente para comprar el bocadillo, (¡apartaos plebeyos!).
- Uno de jamón. ¡Eh no, de jamón york, no del serrano!. Y medio de jamón, ese si de jamón serrano, también un paquete de patatas, el que quieras.
- ¿Patatas de qué?
- Yo que se, dame pelotazos mismo. Ah y un chicle. ¿Cuánto es?
- 1,80€
- Gracias, adiós.
- Hasta luego. (No voy a volver, contad de no aguantar a tanta gente a mi alrededor rozándome ¡me dan asco!).
10:35: Voy saliendo de la cola, intentando no caer nada. Busco a Mayka por los alrededores. (¿Dónde está? Miro a ambos lados. ¡Ah ya!). Le doy su medio bocadillo, las patatas y el chicle.
- ¿Querías esto?
- Sí, esta bien.

Salimos fuera. Hace tanto frío en estos meses que definitivamente no hay mejor consuelo que poder estar en el patio al solesito. Que mañana tan movidita... El primer recreo quizás sea lo mejor que tiene un Lunes.


"Estoy tan agustito..."

10:50: Suena el timbre. ¡Oh no! (Volvemos a empezar...)


(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Amistad.

0 comentarios
Si es verdad que los amigos solo son personas
 que te acompañan durante un período de tu vida,
sin duda estoy en mi mejor momento.

Personas que sé que siempre estarán conmigo.





(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Inspiration.

0 comentarios
La inspiración surge sin ser llamada ni forzada.
 Por así decirlo: "Cuando le da la gana".




(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Una navidad distinta...

0 comentarios

Yo también perdí a mi abuelo/a en Navidades.

Diciembre, Navidad, Año nuevo. Familia. Mi familia. ¿Cuántos años han pasado sin cambiar las costumbres? Cada familia un hábito, cada familia un deseo. Un brindis. ¿Qué mejor deseo que volver a poder estar juntos una navidad más?

Es increíble cuántos abuelitos marchan casi sin despedirse en estas fechas. Lo hecho hecho está.  Se van sin previo aviso o tras una dura lucha. Pero el resultado es siempre el mismo. Ya no están. Solo nos dejan los recuerdos, vivencias, su vida, su día a día. Mi abuelo solía hacer esto y aquello, mi abuela siempre hablaba de forma que…

Abuelos luchadores, abuelos flojos, abuelos tranquilos, abuelos activos, abuelos refunfuñones, abuelos alegres, abuelos quejicas, abuelos buenos, abuelos raros, abuelos graciosos, abuelos maniáticos, abuelos trabajadores, abuelos entregados, abuelos camperos, abuelos marineros, abuelos queridos, abuelos adorados, abuelos enfermos, abuelos fuertes, abuelos hoy ángeles, abuelos… nuestros abuelos.
No importa si fue tu tía, tu madre, tu pareja, tu hermana, tu abuela… el caso es que hoy no está y sientes un anhelo, un hueco en el pecho imposible de llenar, porque esa persona era quien lo llenaba. El tiempo te enseña a acostumbrarte por fuerzas que esa persona ya no está y que no puedes hacer nada, que solo te queda el recuerdo. Esa persona que tanto querías, siempre será inolvidable e irremplazable.
Hoy es el día de Reyes, 6 de enero. Una abuela, una madre que marchó hace apenas 6 días está pendiente desde el cielo, viendo como abren sus seres queridos aquellos regalos que con cariño quiso hacer llegar. ¿Qué decir cuando ya no queda nada que decir? ¿Cómo agradecer? Que difícil. Un suspiro. No hay sensación más extraña, triste, conmovida que abrir un regalo de alguien que ya no está. Con la cabeza mirando hacia el cielo hoy te grito gracias, no por el simple hecho de un regalo, sino por haber hecho tan feliz a esas personas que te rodeaban.



(*) A mi abuela Juana que la vida no me dio la oportunidad de conocerla como hubiese querido. A mi querida abuela Josefa, la cual anhelo con nostalgia no tenerla junto a mí. Y a Rafaela, una mujer campera de sangre, entregada en cuerpo y alma a sus hijos que tanto quería. Estas tres personas no terminaron las navidades como muchos hubiésemos querido, pero así ocurrió. Desde allí arriba saben cuánto les queremos y añoramos. Y sinceramente espero, que el día que me toque poder reencontrarme con ellas.





(*) Publicación con retraso.

(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Retroceder.

0 comentarios
Definitivamente el tiempo siempre te enseña lo que has dejado atrás. De tal modo que, a veces un simple anhelo, recuerdo, nos produce tal tristeza que nos hace retroceder al lugar donde las cosas cambiaron. Uno no puede si el otro no quiere y viceversa. Hay cosas que ni la distancia ni el tiempo borran, y es eso exactamente lo que nos mueve  para mejorarlo o empeorarlo. Algo indiscutible es que las cosas cambian. Ves unas caras largas y tristes que anteriormente estaban alegres. Son situaciones momentos inoportunos que odiamos, pero siempre hay algo que se puede cambiar, no importa el tiempo en el que tardes en verlo. Quién sabe si tal y como pueden estropearse las cosas pueden arreglarse. 

Sabios que dicen: “más vale tarde que nunca”.



(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Soy diferente.

0 comentarios
Lo soy. Y no me entristece, me enorguyece. Porque sé que ser diferente es una virtud. Hay pocas personas diferentes al resto. Lo sabemos. Somos diferentes ante la indiferencia de los demás.


Y yo sigo en busca de "LOS DIFERENTES" ...

 


(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

"Ella era mi mejor amiga, ella es".

2 comentarios

Todo me recuerda a ti. ¿Por qué? Una amistad, nuestra amistad. Mi mejor amiga. ¿Dónde estás? Hoy te echo más de menos que nunca. Aquella persona que me apoyaba, me animaba, se fue. Se fue sin quererlo. Maldito destino. Aún recuerdo aquel día que desperté, un día bonito pensé, cuanto de equivocada estaba… Aquella llamada, los sollozos de una madre, la presencia de frío, dolor, tristeza, impotencia. Conduje en moto, tan rápido y veloz cuanto pude. Imágenes, momentos, una canción sonaba en mi mente, nuestra canción. Sentí como nunca que le quería. Llegué al hospital. Mis ojos no querían ver, mis oídos no escuchar, mi mente no entender, mi corazón no latir, hablar no podía, un nudo en la garganta, esas ganas sin fuerzas… Un abrazo demasiado largo. “Un coche se saltó el stop, no han podido hacer nada”. Aquellas palabras me atravesaban, parecía que iba a desvanecerme. No han podido hacer nada, no han podido hacer nada, no han podido hacer nada. No, no, no. Por favor, díganme que estoy soñando. Mi amiga; fuerte, luchadora, feliz.

Pasé días, semanas, meses, sin querer seguir adelante. Cuántos planes, cuántos sueños desvanecidos sobre el asfalto. Me duele mucho. Me acuerdo de mis amigas, que me llamaban cada día. Mi móvil sonaba y sonaba. No era ella y yo no tenía ganas de escuchar a nadie más. Mensajes de textos, correos electrónicos. Planes. Mis amigas querían despejarse, rehacer sus vidas. Mensajes sin contestar. Me decían que tenía que seguir adelante. Y yo no podía. Incluso me quisieron llevar al psicólogo.

Hoy siento que es un día distinto, ha pasado ya un año y medio. Dejé de salir con las amigas que tenía en ese momento. E incluso ellas se distanciaron. Todo nos recordaba a ella. Es navidad. Necesito un abrazo como aquellos que me daba ella. Partí a casa de una amiga, mi visita fue demasiado inesperada. Sólo sé que nos abrazamos y lloramos juntas durante horas. Recordamos los momentos vividos con nuestra mejor amiga. Sentimos como estaba con nosotras, la revivimos en nuestra mente. Las dos la necesitábamos con nosotras.
Gracias. Muchas gracias. Querida mejor amiga, gracias. Por haber compartido tu vida con nosotras, por habernos querido y haberte dejado querer. Puede que no estés viva, pero siempre vivirás conmigo. Y si es verdad que las personas viven  siempre y cuando le recuerden, tú vivirás hasta el resto de mis días.




(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »

Un futuro perfectamente imperfecto.

0 comentarios
Aún recuerdo esa noche estrellada, tumbada sobre la arena, observando el cielo. Aquella estrella fugaz, mi sueño, mi deseo. Ser inmortal. Quería tenerlo todo y es que para mí lo más valioso era el tiempo. Pensaba que en un futuro, todo sería perfecto, que conseguiríamos rectificar, odiaba todo cuanto construían. Vivía en un eterno descontento con el mundo en el que vivía. Y mira ahora, han pasado unos 100 años y ahora deseo volver al pasado. Ya no existen las estrellas fugaces, ¿quién dijo que el futuro sería perfecto? Perdimos el tiempo fantaseando que todo sería genial.
Querido ciberdiario: Hoy he despertado y he notado una vez más esa sensación de ahogo, tristeza y soledad.  Tengo todo, todo lo que ya no quiero. Las televisiones tienen el grosor de un póster. Ya no hay apenas árboles, por tanto no usamos papel. El periódico ocupa algo parecido a un folio, ahora sí, compuesto de numerosas páginas. Es el llamado periódico táctil. Los móviles ya no envían mensajes de textos sino videomensajes. En el cielo ya no vemos pájaros felices revolotear. Ahora sólo vemos coches voladores, y mucho humo. Vivo en la planta número 327. Las persianas las puedo subir con un mando, al igual que puedo encender, apagar o atenuar las luces, conectar la alarma, hacerme la comida, limpiar mi solar… Si quiero, no me tengo ni que mover. Ahora tengo un perro robot que sólo mueve el rabo, te sigue y ladra cuando llaman a la puerta. Se carga de forma solar, por tanto no come ni hace sus necesidades, todo un ahorro y comodidad. Respecto a la política aquí cada uno hace ya lo que quiere, ya que no nos podemos controlar los unos a los otros. La iglesia se tuvo que tragar todo el royo sobre el apocalipsis, pienso que habría sido mejor que hubiesen acertado. Al menos conseguimos algo, y es la cura a toda enfermedad posible, crean, fabrican cualquier tipo de órgano. Por tanto, la esperanza de vida ahora ronda los 120 años. No puedo alegrarme, porque al vivir más empeoramos aún más el mundo. El calentamiento global hace que no soportemos estar mucho tiempo al aire libre. Por ello, no existen ya los polos, y el aumento del nivel del agua hizo desaparecer todas las islas e incluso algunos países. No sé cuál es el lugar más bonito hoy en día. Recuerdo mi niñez, los paseos por la playa, los primeros días de primavera en que mis amigos y yo buscábamos un rincón soleado para entrar en calor, como jugaba con mi perro en el jardín, las rosas que le regalábamos a mi madre por sus cumpleaños, el aire fresco y puro… No comprendo aún como pueden seguir peleándose por propiedades, dinero. ¿Por qué somos tan insensibles y avariciosos? Destruyen todo lo natural que nos rodea, para construir según sus beneficios.
Ahora siento impotencia, impotencia al saber que pudimos remediarlo. Pero también es mi culpa. ¿A quién le puede gustar como está el mundo ahora? No supimos valorar tantísimas cosas buenas que teníamos… Pienso que el Ser Humano ha sido el animal capaz de destruir el mundo con sus propias manos, fuimos peor que un niño chico, al que no pudieron dejarlo solo. Me tengo tanto odio por ser humano…

Bienvenidos al siglo XXII, un mundo perfectamente superficial.




(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.
Más información »
 
Blog protegido con © Copyright. Con la tecnología de Blogger.

¡VOTA! Valora el blog

Colabora

Podeis comentar las entradas, sino teneis una cuenta Google podeis recurrir a la forma anónima, un saludo.

Seguidores

Visitas del Blog

Translate

Se ha producido un error en este gadget.

Encuentrame en:


"Siempre habrá un perro perdido en alguna parte del mundo que me impida ser feliz".

© 2010 Cristina García Montes Design by Dzignine
In Collaboration with Edde SandsPingLebanese Girls