Sin escapatoria.

Cuánta verdad aguarda el destino. Hoy siento más que nunca, que el tiempo siempre te enseña lo que has dejado atrás. El rencor no te lleva a ningún lado, sólo a verte sola. A veces es ese mismo el que no te deja avanzar. Hay ocasiones en la vida en la que hay que levantar un poco la cabeza y observar, analizar aquellos pasos que diste a lo largo de tu camino. Me di cuenta de que las personas necesitan de segundas oportunidades, a pesar de sus anteriores obras, pues todos somos tan libres, que tenemos el derecho de equivocarnos. No sé si actuaré bien pero hay algo que tengo claro, cuando es tu alma y espíritu la que te mueve debes de dejarte guiar, pues en ocasiones necesitas vivir con la conciencia tranquila, ya que no hay peor sensación que quedarte con la angustia de no haber hecho lo que sentías.
Una vez dejado a un lado la rebeldía, con nobleza y sabiduría puedes llegar a hacer temblar a aquella alma desvalida. Cuando alguien necesita que le des la mano para seguir adelante, con el propósito de rectificar sus errores, no hay daño que justifique que puedas jugar con él. Pues no hay peor error que negarse a ayudar al arrepentido volviendo a provocar lo que un día tú sentiste. Y ahora sí, con las ideas claras y las cartas sobre la mesa, no hay persona vencedora ni perdedora puesto que ambas de distinta forma fueron víctimas de cómo te la juega la vida misma.



 


(*) Me gustaría saber su opinión sobre la entrada, rellene un poco más abajo una pequeña encuesta y publique un comentario en la entrada. Muchas gracias.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Blog protegido con © Copyright. Con la tecnología de Blogger.

¡VOTA! Valora el blog

Colabora

Podeis comentar las entradas, sino teneis una cuenta Google podeis recurrir a la forma anónima, un saludo.

Seguidores

Visitas del Blog

Translate

Se ha producido un error en este gadget.

Encuentrame en:


"Siempre habrá un perro perdido en alguna parte del mundo que me impida ser feliz".

© 2010 Cristina García Montes Design by Dzignine
In Collaboration with Edde SandsPingLebanese Girls